Skip navigation Scroll to top
LGT
VALUES WORTH SHARING
Scroll to top

Cultura ecuestre: tradición e innovación

La vinculación de la Casa de Liechtenstein con la cultura ecuestre se remonta al Príncipe Karl Eusebius von Liechtenstein. Actualmente, LGT patrocina concursos de equitación de primer nivel.

A lo largo de su dilatada historia, la Casa de Liechtenstein ha mostrado un mayor interés por la equitación que otras familias de la aristocracia. Durante su regencia, el Príncipe Karl Eusebius von Liechtenstein (1611-1684) se dedicó intensamente a la cría de caballos y llegó a ser un gran experto en este campo.

Siguiendo las ideas del barroco, su objetivo consistía en superar a la naturaleza y criar una raza de caballos que en estatura, color de pelaje y carácter, fuera superior al resto de los equinos existentes. Su gran orgullo fue que todos los miembros de la alta aristocracia, como la familia imperial, deseaban sus caballos cuando se trataba de celebrar acontecimientos importantes o satisfacer las máximas aspiraciones de representación. En el siglo XVII y hasta bien avanzado el siglo XIX, la cría de caballos fue un rasgo fundamental de la familia principesca de Liechtenstein, al igual que su pasión por la arquitectura.

Y esta fascinación por los caballos y la hípica se ha mantenido hasta nuestros días. También LGT, como banco de la Casa de Liechtenstein, está profundamente comprometido con el deporte ecuestre y fomenta la competición deportiva mediante el patrocinio de concursos hípicos de primer nivel.

Concursos hípicos con el patrocinio de LGT

"El deporte ecuestre es una combinación de cultura centenaria y moderna disciplina deportiva. Esta interacción armoniza a la perfección con nuestros valores empresariales. Porque, por un lado, también LGT asigna un gran valor a la tradición y, por otro, aplica métodos de inversión innovadores con la más alta calidad."

S.A.S. Príncipe Philipp von und zu Liechtenstein, Presidente de LGT