Skip navigation Scroll to top
LGT
VALUES WORTH SHARING
Scroll to top

LGT se compromete a llegar a cero emisiones netas para 2030

LGT quiere reducir a cero las emisiones netas de sus operaciones y de sus inversiones para 2030. Con este paso, LGT subraya una vez más su compromiso con el Acuerdo de París sobre el cambio climático y con un sector financiero sostenible.

En detalle, el compromiso de LGT con las cero emisiones netas para 2030 significa lo siguiente:

  • LGT - Operaciones
  • LGT - Inversiones
  • Transparencia en los informes
  • LGT ya ha conseguido lo siguiente
  • Afiliaciones a favor de un sector financiero climáticamente neutro

Para conseguir las cero emisiones netas operativas, LGT se ha fijado los siguientes ambiciosos objetivos para 2025:

  • -20% de emisiones de CO2/ETC para 2025 (año base 2017)
  • -30% de consumo de energía/ETC para 2025 (año base 2017)
  • -30% de consumo de papel/ETC para 2025 (año base 2017)
  • 100% de energías renovables en todo el grupo

Estos objetivos deben alcanzarse mediante la concienciación de los empleados, la reducción del consumo y el aumento de la eficiencia, y la sustitución por soluciones más respetuosas con el medio ambiente. Para 2030, las emisiones procedentes de las operaciones deben reducirse al mínimo posible, de modo que solo queden por neutralizar las emisiones inevitables, como las visitas obligatorias a clientes, la calefacción en invierno y la electricidad para el centro de datos. En cuanto a la reducción de CO2 y el consumo de recursos, LGT persigue sistemáticamente un nuevo tramo de reducción entre 2025 y 2030. A partir ya de 2025, la primera parte de las emisiones operativas de CO2 se eliminará de la atmósfera mediante medidas de eliminación de dióxido de carbono (EDC) y el resto se seguirá compensando. En 2030, todas las emisiones inevitables se eliminarán de la atmósfera mediante medidas de EDC.

En cuanto a las inversiones, LGT se ha fijado el objetivo de reducir al máximo la huella de carbono de sus propias inversiones para 2030. LGT también quiere reducir las emisiones de CO2 de las inversiones de las carteras de sus clientes en las que pueda influir, es decir, las que se gestionan directamente. 

Se elaborarán objetivos detallados para 2025, basados en las propias capacidades de la empresa, mejores datos y nuevas tecnologías.

LGT neutralizará las emisiones que no puedan reducirse con medidas de EDC. Para ello está estudiando soluciones técnicas y biológicas de EDC para su negocio de Private Banking.

Para alcanzar estos objetivos, son fundamentales una alta calidad de los datos y transparencia en los informes. El camino hacia las cero emisiones netas se supervisa y ajusta cada tres años. Para ello se mejora continuamente la calidad de los datos y se amplía la base de datos. LGT ya aplica normas válidas para los informes a nivel mundial y local, aunque no sea obligatorio hacerlo.

El compromiso voluntario con las siguientes asociaciones y normas contribuye a garantizar la transparencia de los informes. 

LGT se ha comprometido a participar en la "Partnership for Carbon Accounting Financials" (PCAF, Asociación de entidades financieras para la contabilidad del carbono) En este marco, LGT está desarrollando con otras instituciones financieras normas de información uniformes para el registro de las emisiones de CO2 en el ámbito de la inversión. 

LGT se ha comprometido a publicar su primer informe de acuerdo con las normas de la "Task Force on Climate-related Financial Disclosures" (Grupo de trabajo sobre divulgaciones financieras relacionadas con el clima, TCFD) para el ejercicio 2021. En particular, se registrarán y gestionarán activamente los riesgos climáticos de las inversiones. 

LGT es signatario de los Principles for Responsible Banking (PRBs o Principios de Banca Responsable) de las Naciones Unidas. Esta red de signatarios facilita la estandarización de las normas de sostenibilidad y permite realizar proyectos conjuntos para fortalecer y desarrollar instituciones financieras sostenibles. LGT informará por primera vez en mayo de 2022 sobre sus avances en el ámbito de la inversión sostenible y, como parte de ello, realizará un análisis de impacto para identificar posibles actividades y objetivos con efectos de alto grado. 

LGT es miembro fundador de la Net-Zero Banking Alliance (Alianza bancaria Cero Neto – NZBA) de las Naciones Unidas. Con esta iniciativa lanzada en 2021, los miembros se comprometen a reducir sus emisiones a cero neto para 2050. El objetivo de la NZBA es evitar los sectores intensivos en carbono y perjudiciales para el clima en las carteras de inversión. Los objetivos específicos y los informes periódicos pretenden proporcionar a los bancos el marco necesario para impulsar su propia transformación y la descarbonización de sus carteras de clientes, a fin de promover un cambio económico real.

Las operaciones de LGT tienen un efecto neutro para el clima desde 2010. LGT compensa actualmente sus emisiones con un proyecto de energía eólica (Gold Standard) en la India. 

Los empleados están sensibilizados con la sostenibilidad y la inversión sostenible a través de la formación interna de LGT. 

El cumplimiento de los principios descritos en el Código de Conducta para Proveedores, así como de las leyes y reglamentos sectoriales aplicables se exige a los proveedores y se supervisa activamente. 

Desde 2020, LGT ha excluido de su universo de inversión a las empresas que se dedican a la producción de carbón y a la generación de electricidad a base de carbono. 

LGT es miembro de numerosas asociaciones internacionales que desempeñan un papel central en el proceso hacia un sector financiero neutro para el clima:

  • Desde 2021 es miembro fundador de la Net-Zero Banking Alliance.
  • Desde 2020 es miembro de los Principles for Responsible Banking (o Principios de banca responsable) de las Naciones Unidas
  • Desde 2018 es miembro de la Alliance of CEO Climate Leaders (Alianza de CEOs por el Clima)
  • Desde 2012, LGT se ha comprometido con los diez principios del Pacto Global o el Pacto Mundial de las Naciones Unidas (UN Global Compact)) de la ONU, concertado entre diversas empresas y la ONU para una globalización más responsable desde el punto de vista social y ecológico.

LGT es miembro de varias asociaciones que promueven un sector financiero más sostenible. Entre ellas, por ejemplo, la Asociación Suiza de Finanzas Sostenibles, la Asociación de Banqueros de Liechtenstein) y la Asociación Alemana para la Gestión Medioambiental y la Sostenibilidad en las Instituciones Financieras.