Skip navigation Scroll to top

Scroll to top

Plaza financiera suiza

La continuidad política, la estabilidad, la seguridad jurídica, la alta calidad de los servicios, la tradición de una rigurosa protección de la propiedad privada y la intimidad, así como una larga experiencia en banca privada caracterizan la plaza financiera suiza.

Suiza es una de las plazas financieras más importantes del mundo. En calidad de emplazamiento financiero se beneficia de una reputación que se ha ido consolidando durante décadas. Uno de los negocios clave de los bancos suizos es la gestión patrimonial. Los bancos suizos tienen a su cargo alrededor del diez por ciento de todos los activos gestionados en el mundo y ocupan así el tercer puesto mundial por detrás de EE.UU. y Gran Bretaña. En el negocio de la gestión patrimonial transfronteriza de clientes particulares, Suiza se sitúa incluso en primera posición mundial.

También en el sector del negocio de divisas, en el negocio de las materias primas y en la gestión de fondos de fondos de cobertura, Suiza, como plaza financiera, se ha labrado una posición importante en la comparación internacional.

 

Competencia, saber hacer y vocación de servicio al cliente

La plaza financiera aúna conocimientos prácticos adquiridos a lo largo de muchos años con una gran competencia en el área de la banca privada. El asesoramiento profesional y una elevada calidad de los servicios son algunos de los reconocidos puntos fuertes y factores de éxito de los bancos suizos. Los excelentes centros de formación y capacitación de los que cuenta el país constituyen una fuente inagotable de capital humano altamente cualificado. La estabilidad política y económica, el mercado laboral liberal, la excelente infraestructura y la alta calidad de vida son un imán para empresas y personal cualificado proveniente del extranjero.